La tesis sobre el origen gallego de Cristóbal Colón queda pendiente de los restos de Xohán Mariño

Quienes mantienen que el marino que llegó a América buscando las Indias es la misma persona que Pedro Madruga confían en que pueda establecerse una relación genética entre éste y el noble enterrado en Sobrán (Vilagarcía)
(_LO_6672.JPG)  Salnes Apertura do sarcofago de Xoan Mariño de Soutomaior Proba 2 San Martiño de Sobran Vilaxoan lunes 21 1110354
photo_camera Apertura del sarcófago. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

Comentaba un vecino de Vilaxoán, que en la iglesia de San Martiño de Sobrán no era fácil ver tal concentración de personas en los actos religiosos. Alrededor de medio centenar acudieron ayer al templo para seguir las maniobras destinadas a abrir el sarcófago donde se encontraba el ataúd en el que fue enterrado Xohan Mariño de Soutomaior.

La finalidad de la intervención no es otra que cotejar los restos de ADN con el objetivo de trazar su posible su vinculación genética con la de Pedro Álvarez de Sotomayor, Pedro Madruga, y corroborar o descartar la hipótesis de que el segundo sea la misma persona que Cristóbal Colón, como apunta una de las variantes sobre la identidad de quien encontró América buscando las Indias.

Sobre una estructura metálica se encontraban asentadas unas poleas que empezaron a girar cuando uno de los efectivos del equipo del Departamento de Medicina Legal y Forense de la Universidad de Granada dio vueltas a una manivela. Poco a poco, y ante la expectación general, la tapa del sarcófago (cuyo peso aproximado es de 2.000 kilos) comenzó a separarse del resto de la pieza funeraria. Cuando el hueco era de unos cuarenta centímetros, aproximadamente, dio comienzo la segunda fase.

El primer paso consistió en realizar reportaje fotográfico del interior del sarcófago. Una serie de objetos que se encontraban sobre una mesa fueron retirados, y entonces Inmaculada Alemán asomó medio cuerpo a su interior. Primero pudieron verse pedazos de madera medio podridos del ataúd, y a continuación fueron colocados sobre la mesa los huesos de Xohán Mariño de Soutomaior: tibias, radios y fragmentos de la cavidad craneal. Con el trabajo a medio hacer, realizó un alto. "Están un poco mal conservados por el efecto de la humedad", apuntó. "No están en conexión anatómica, si no que están todos amontonados en la parte de la cabecera", expuso.

A continuación, indicó que "estamos intentando sacarlos y documentar todo el material que hay y que, efectivamente, parece que es del mismo
individuo"
. Poco a poco, fue levantando las tablas, y debajo de ellas siguieron apareciendo restos. Su aspecto inicial "es mejor del que esperábamos todos", señaló, porque tanto ella como su equipo suponían que la humedad y el tiempo podrían haber causado un mayor deterioro.

Los estudios podrían realizarse en Pontevedra o en Granada

Una vez concluida esta tarea, la responsabilidad pasa al Laboratorio de Identificación Genética, y será necesario que transcurra "un tiempecillo", dijo Inmaculada Alemán, para conocer los resultados que deparen tanto el estudio antropológico como el genético de los restos hallados. Aunque precisó que es una labor que no le corresponde, apuntó su confianza en que los restos extraídos del sarcófago servirán para determinar el ADN.

Los siguientes pasos, una vez retirados, dependerán de los permisos y las autorizaciones, que dependen de la Xunta de Galicia. No obstante, adelantó que "la idea es hacer el estudio en Pontevedra, o que se trasladen al Laboratorio de Antopología de la Universidad de Granada, y se devuelvan, y ya decidirá la Xunta donde se depositan finalmente". Inmaculada Alemán expuso que en su largo historial profesional figuran numerosas trabajos relacionados Cristóbal Colón, en Sevilla y Guadalajara.

Valle-Inclán mantiene que ocultaba su verdadera patria

En unas cuartillas escritas a mano por Ramón María del Valle-Inclán, destinadas al prólogo de un libro escrito por Prudencio Otero, expone: "Estamos ante uno de los libros que sugieren mayores dudas respecto a la patria de aquel prodigioso visionario que aseguró llamarse Cristóforo Colombo. La sagaz confrontación de fechas que se hace en el transcurso de estas páginas nos advierte toda indudable falsedad de la genealogía que lo hace hijo de Domenico Colombo".

El dramaturgo de Vilanova de Arousa, concluye: "Que Cristóbal Colón haya ocultado su patria verdadera, atribuyéndose la genovesa, no es
cosa para maravillar. Hartos hechos hay en su vida para colegir que era un hombre engañoso, suspicaz". Y va más allá: "Su iluminismo práctico
parece de entre el Miño y el Sil. El almirante Don Cristóbal Colón, es el alcaloide del espíritu gallego".

Comentarios