El investigador Victoriano Otero recibe el Premio Sanxenxo na Historia

El galardonado mostró su satisfacción por "recoger una cosecha que sembré día a día de forma silenciosa"
Victoriano recibiendo el preimo en las Xornadas de Sanxenxo na Historia. DS
photo_camera Victoriano recibiendo el premio en las Xornadas de Sanxenxo na Historia. DS

La entrega del Premio Sanxenxo na Historia a Victoriano Otero cerró las Xornadas de uno de los eventos más prestigiosos del verano en la villa turística. Emocionado por el reconocimiento a su labor de investigador e historiador de Sanxenxo, el documentalista explicó que en estos días «he recibido un calor especial de mucha gente. Se ha hablado mucho y bien de mí».

Otero no ocultó su satisfacción por «recoger en el invierno de mi vida una cosecha que he sembrado día a día de forma silenciosa y callada». Sus méritos laborales y profesionales siempre vinculados a Sanxenxo le llevaron a recibir, nada más y nada menos que nueve votos de gracia. «Es algo paradójico porque nadie en la historia ha recibido uno y yo tengo nueve», explicó orgulloso.

Su labor incansable y su interés por la historia del municipio hizo que escribiese diversas publicaciones reconocidas e incluso premiadas como el Plan de Desarrollo elaborado en 1973 y que supuso un «chorreo de dinero para Sanxenxo». Su labor divulgativa en Fitur e incluso en materia urbanística siguió elevando su trayectoria profesional en la provincia.

Durante esta última jornada se celebró una mesa redonda dedicada a la naturaleza, moderada por la concejala de Cultura y Educación, Paz Lago, en la que participaron Pedro Alonso Seoane con ‘A outra paisaxe de Sanxenxo: Os fondos mariños’ y Francisco Chan Méndez, presidente de la Asociación de Clubes e Cazadores de Caza Maior de Galicia, con ‘Especies cinexéticas no Salnés’.

Los relatores hablaron de la riqueza de los fondos marinos y de “los múltiples colores y la diversidad del mar, todavía muy desconocida” y de la transformación del rural en los últimos 30 años. “O abandono do monte provocou unha eliminación de especies como a lebre, a perdiz ou o coello, e unha proliferación do xabarín, lobos ou cérvidos na comarca”, explicó Chan. “Poderíamos recuperar os ocres do outono cunha xestión forestal axeitada que hoxe non existe e recuperar as especies que se están perdendo como se perdeu o rural de antaño”, aseguró.

Comentarios