Sabías que...

La playa de Silgar se quedó sin arena a principios de siglo

Después de acometer una regeneración con un insólito despliegue de medios, se comprobó que la causa de la pérdida de árido había sido el arrastre de las mareas, que acabarían devolviendo la arena a la mítica playa
Curiosa estampa durante las tareas de aporte de arena en Silgar. DS/ARCHIVO
photo_camera Curiosa estampa durante las tareas de aporte de arena en Silgar. DS/ARCHIVO

La playa de Silgar, joya de la corona de Sanxenxo por excelencia, no siempre lució rebosante de arena como en los últimos años. Los dos primeros inviernos del siglo XXI pasaron factura a la joya de la corona de Sanxenxo, dejándola desnuda y con rocas a la vista. Una estampa insólita que, sin embargo, no duró mucho tiempo, gracias a un ingente despliegue de trabajos que consiguieron dejar el pedregal en un recuerdo.

Curiosa estampa durante las tareas de aporte de arena en Silgar. DS/ARCHIVO

Fue entonces cuando el alcalde en la altura, también Telmo Martín, no dudó en acudir a Costas del Estado, invirtiendo 1,8 millones de euros en unos trabajos que, durante un tiempo, llegaron a desarrollarse en plena convivencia con la quilométrica nube de sombrillas que cubría la playa durante la temporada. Mientras los turistas tomaban el sol, los operarios removían la arena a varios metros de profundidad y 50 camiones vertían árido sin cesar.

Posteriormente tareas pasaron a realizarse ya desde el mar, para aportar después 60.000 metros cúbicos de arena, con un sistema de dragado similar al que se utilizó en la regeneración de A Carabuxeira. Sin embargo, estas dos vecinas no compartieron causa. Tal y como había defendido Martín, tiempo después que la causa de la pérdida de arena de Silgar no era el espigón del puerto deportivo, sino el arrastre de las mareas que, años más tarde, acabarían devolviendo la arena a la playa.

Comentarios