Juan Carlos I navega a la caña del Bribón en su tercer día en Sanxenxo

▶ Felipe VI estará este jueves a 15 km de su padre en A Toxa, aunque no está previsto ningún encuentro ▶ El rey emérito fue recibido entre aplausos en el pantalán

El rey emérito ayer a la caña del Bribón. EFE/JANE ABASCAL
photo_camera El rey emérito ayer a la caña del Bribón. EFE/JANE ABASCAL

No se hizo de rogar. Puntual y según las previsiones, Juan Carlos I tomó este miércoles los mandos del Bribón poco después de hacer su entrada en el Náutico de Sanxenxo, sobre las 13.00 horas, en la que fue la primera jornada de navegación en su cuarta visita al municipio desde su marcha a Abu Dabi.

Acompañado por el presidente del Náutico, Pedro Campos, quien como es costumbre condujo el vehículo en el que el rey emérito llegó al pantalán, siguiendo el habitual guión, Juan Carlos I bajó la escalinata del pantalán rodeado de aplausos de algunos de los curiosos que se acercaron a contemplar la escena. Sonriente y a la caña del Bribón, saludó a los allí presentes desde el barco, donde también tuvo tiempo para protagonizar divertidos momentos, como el posado para la fotografía tomada por uno de los miembros de su tripulación, Jane Abascal.

La lancha Cristina acompañó al Bribón en la salida ría adentro, en lo que fue una antesala de la octava Regata Rey Juan Carlos I, cuya jornada previa se celebra este viernes, y que congregará a unos 160 barcos en el municipio este fin de semana, con el bocinazo de salida previsto para el jueves. A mayores, en el calendario oficial de la regata están previstas dos cenas, una el viernes a las 19.30 horas y otra, a la misma hora, el sábado.

La tripulación del 'Bribón', con Juan Carlos I, navegando en la ría pontevedresa. EUROPA PRESS
La tripulación del 'Bribón', con Juan Carlos I, navegando en la ría pontevedresa. EUROPA PRESS

 

Felipe VI estará en A Toxa

Cabe recordar que este mismo jueves Felipe VI se encontrará a 15 km de su padre en A Toxa, para inaugurar el Foro La Toja desde las 16.30 horas, si bien no ha trascendido que vaya a producirse ningún encuentro entre ellos, de índole oficial ni privada.