Felipe VI ensalza en el Foro La Toja la "heroica resistencia" del pueblo ucraniano

El evento se desarrollará a lo largo de tres días en O Grove
Inauguración del Foro La Toja. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
photo_camera Inauguración del Foro La Toja. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

La isla de A Toxa acoge por cuarto año consecutivo y ya sin mascarillas el inicio del IV Foro Atlántico Vínculo La Toja. El rey Felipe VI presidió el acto inaugural del encuentro que contó con la presencia del alto representante de la UE y vicepresidente de la Comisión, Josep Borrell, el expresidente Mariano Rajoy, el expresidente argentino, Macri, el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, entre otras autoridades. 

Durante la inauguración se puso sobre la mesa el papel de este foro, que va por la cuarta edición y que nace con la vocación de analizar y reflexionar sobre los grandes retos actuales. La guerra de Ucrania, la ciberseguridad, la seguridad energética, el reto demográfico o los efectos de la inflación son solo algunos de los temas que se abordarán en este foro hasta el próximo sábado. 

Tras la bienvenida del anfitrión, tuvo lugar la entrega del premio Foro Atlántico-La Toja que en esta ocasión ha sido otorgado por unanimidad del jurado al pueblo ucraniano por su coraje en la defensa de la libertad y los valores democráticos. "Son un ejemplo para todo el mundo de defensa de valores democráticos, de su inquebrantable voluntad de vivir, es por ello que merecen todo el apoyo que podamos brindarles", manifestó el rey Felipe VI en su intervención.

El embajador de Ucrania en España, Serhii Pohoreltsev, recogió el galardón en nombre del pueblo ucraniano, agradeció el reconocimiento y el apoyo mostrado por España a su país. "Nuestra lucha no ha terminado", recordó.

"El mejor premio para el pueblo ucraniano es la solidaridad y ayuda que España ha prestado y sigue prestando".

Alfonso Rueda

El presidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, ha alertado este jueves sobre la "amenaza" que supone para los regímenes democráticos europeos el auge del "populismo de los extremos".

En su intervención en la inauguración del Foro La Toja, Rueda ha advertido que estos movimientos extremistas "utilizan los resortes de la propia democracia" y conceptos como la libertad o la verdad "como trampolín para asaltar la democracia y minarla desde dentro".

"No podemos persistir en el error de que la democracia sobrevivirá solo por la superioridad de sus principios", ha apuntado el presidente gallego, que ha subrayado que la "mejor defensa" que puede tener el sistema democrático "es consolidarla con menos retórica y más hechos".

A este peligro "que nos acecha desde dentro", el titular de la Xunta ha sumado amenazas externas que ha identificado con Rusia, la crisis energética o el aumento de la inflación, que están creando "focos de incertidumbre" entre los ciudadanos.

Todo ello, ha añadido Alfonso Rueda, "nos devuelve a una realidad que no debimos perder" y es que la democracia es una "conquista permanente" que hay que seguir defendiendo porque "la tiranía y el extremismo van a estar siempre ahí".

Este Foro La Toja, según el presidente del ejecutivo gallego, pretende servir de "refugio" para poder abordar propuestas que permitan "navegar por ese mar de tempestades que estamos atravesando", especialmente en el ámbito del clima, la energía o la revolución tecnológica.

El anfitrión del evento, Amancio López Seijas, presidente del Grupo Hotusa, ha afirmado por su parte que el modelo de democracia liberal "está amenazado" y con él el respeto a los derechos individuales, la división de poderes, la igualdad de oportunidades o la lucha contra la pobreza.

De ello ha responsabilizado a la polarización ideológica, a la pérdida de referentes o al "inquietante" avance de fuerzas autocráticas, pero López Seijas también ha alertado sobre cinco "amenazas culturales" que están poniendo en riesgo los pilares democráticos.

Serían, según el presidente del Grupo Hotusa, la pérdida de los valores tradicionales, el reconocimiento de los grupos por encima del individuo, el regreso a los "totalitarismos ideológicos", el envejecimiento poblacional en Europa o la pérdida de la cultura del esfuerzo.

"Es deber de las actuales generaciones proteger la democracia con la fuerza de las ideas porque depende de nosotros", ha sentenciado. 

Comentarios