El Arosa pierde ante el Granada pero puede clasificarse por alineación indebida del equipo andaluz

A pesar de caer por 0-3 en A Lomba la participación en el encuentro del portero Adrián López puede permitir al conjunto arlequinado, que ha denunciado la infracción, seguir adelante en la Copa del Rey

Un bravo Arosa compitió de tú a tú ante un Granada plagado de suplentes e hizo sufrir de lo lindo a un rival que milita cuatro categorías por encima y que tuvo que sufrir de lo lindo para superar al conjunto de Luisito. El resultado final es abultado y engañoso, ya que el 0-1, firmado por Callejón, imperó en el marcador hasta el minuto 89. Dos tantos en las postrimerías del encuentro deslucieron el epílogo de una jornada festiva.

Pese a la derrota, el conjunto arlequinado podría clasificarse para la siguiente ronda de la Copa del Rey por una alineación indebida del cancerbero del Granada Adrián López que la entidad que preside Manuel Abalo ha denunciado. Relevo levantó la liebre de la infracción durante el partido alertando de que el guardameta, de 24 años y con ficha con el Recreativo Granada, incumpliría la normativa de la RFEF porque se trata de un portero de más de 23 años, inscrito en el equipo B, y que participa en una competición no profesional, como recogen las bases de Competición que son la Copa del Rey, la Supercopa de España y la Copa Federación.

"Tratándose de un jugador con 24 años, con la condición de portero proveniente de un equipo filial, no se encuentra válidamente alineado por ser mayor de 23 años y por ser la Copa del Rey una competición de carácter no profesional. Por ello, en la Copa no opera la excepcionalidad de poder alinear un portero con la condición menor de 25 años", informaron a Efe fuentes federativas.

Gran imagen del Arosa ante un Primera

A Lomba se vistió de fiesta para un partido histórico, ya que la Copa del Rey no recalaba en Vilagarcía desde hacía 30 años. Por tercera vez en el torneo del KO, la escuadra arlequinada se cruzaba con un equipo de Primera División, con el precedente más cercano en la inolvidable visita de la Real Sociedad, capitaneada por Arconada, en 1989.

Después de un cuarto de hora de poca productividad ofensiva, el equipo de Luisito dispuso de una ocasión de oro para adelantarse en el marcador. Borja Míguez percutió por la izquierda aprovechando la autopista que dejaba un ofensivo Manafá y su centro no acertó a conectarlo Sylla en posición inmejorable. En una réplica de la jugada anterior, el propio Borja Míguez volvió a colarse por la izquierda y dio un pase atrás mal dirigido que desvió la defensa de la escuadra nazarí.

La diferencia de calidad en la definición se hizo palpable en la primera llegada del conjunto de Paco López. Villar situó el cuero a la espalda de una defensa mal posicionada y Callejón, tras acomodar el balón con clase, definió por bajo ante Raúl Rodríguez para hacer un 0-1 que enmudeció A Lomba.

Superada la media hora llegó el primer disparo a puerta del cuadro arousano, aunque el remate de Santi no complicó a Adrián López. Los pupilos de Luisito apenas sufrían atrás y conseguían robar incluso en campo contrario. Faltaba calma y más precisión para manejar mejor esas posesiones. El equipo de Paco López jugaba a bajas revoluciones, tratando de asegurar la posesión, y sin demasiada verticalidad en sus acciones.

Buscó apretar con más insistencia el Arosa en campo rival tras el intermedio, pero la calidad en la circulación del conjunto granadino le permitía salir airoso de la presión del equipo arlequinado, que empezaba a notar el desgaste por el esfuerzo realizado sobre un césped cada vez más pesado. 

Otra vez Borja Míguez, como en el primer acto, volvió a ser el principal recurso ofensivo del conjunto arousano. Partiendo desde la banda izquierda fue buscando el área y su chut con rosca no llegó a sorprender a Adrián López. A esa altura, superada la hora de juego y con los primeros cambios ya realizados, el portero del Granada estaba ya en boca de todos por una información de Relevo publicada durante el partido y que alertaba de su alineación indebida al tener 24 años, estar inscrito en el equipo filial, el Recreativo Granada, y participar en una competición no profesional, como está catalogada la Copa, siendo los 23 años la edad límite. 

Después de un susto en una ocasión gestada por Álvaro Carrera a la que no acertó a ponerle la guinda Diedhiou, el equipo vilagarciano reclamó penalti por una mano de Víctor Díaz a la salida de un córner que no lo pareció. Arreció la lluvia y el equipo de Luisito, oxigenado por los cambios, insistió y esperó su momento porque el 0-1 dejaba la puerta abierta a la sorpresa. Sin embargo, la ilusión del último arreón la difuminó Weissman con un gol insospechado tras sortear a Raúl Rodríguez. Casi sin ángulo, y con la duda de si era un centro o un tiro a puerta, el ariete israelí colocó un envío parabólico al que no pudo llegar Diego Enjamio, situado sobre la línea de gol. Sin margen a la reacción, el Granada completó un marcador excesivo con una jugada de tiralíneas entre Manafá y Petrovic, cuyo pase de tacón convirtió Diedhiou en el 0-3.

En el tiempo extra Martín Diz pudo hacer el tanto del honor en una salida de Adrián López fuera del área, sancionada con falta del portero y que se sacó sin consecuencias.

Los jugadores del Arosa protestan una acción en el área del Granada. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Los jugadores del Arosa protestan una acción en el área del Granada. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
FICHA TÉCNICA
0 - Arosa: Raúl; Santi (Javi Pereira, min.85), Cotilla, Pacheco, Martín Sánchez, Diego Enjamio, Borja Míguez (Mella, min.71), Iñaki Martínez (Martín Diz, min.71), Nacho Carus, Brais Pedreira (Concheiro, min.61) y Sylla (Rubo Blanco, min.71).

3 - Granada: Adri López; Manafá, Víctor Díaz, Miki Bosch, Carreras, Gonzalo Villar (Gumbau, min.61), Petrovic, Callejón, Perea, Weissman y Diédhiou.

Goles: 0-1, m.18: Callejón. 0-2, m.87: Weissman. 0-3, m.89: Diédhiou.

Árbitro: De Burgos Bengoetxea (comité vasco). Amonestó a Gonzalo Villar (min.42) y Adri López (min.91) por parte del Granada.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la primera eliminatoria de la Copa del Rey disputado en el campo de A Lomba ante unos 3.000 espectadores.

Más en Deportes