La inflación aboca al sector primario al precipicio

Los agricultores, ganaderos y pescadores ya hablan de pérdidas y de cierres de explotaciones ► La carne se les está pagando a precios de hace 30 años y por la leche reciben 14 céntimos más

<p> Agricultores, ganaderos y pescadores advierten de un desmantelamiento del sector primario debido a la situación de crisis económica actual. PATRI FIGUEIRAS </p>
photo_camera <p> Agricultores, ganaderos y pescadores advierten de un desmantelamiento del sector primario debido a la situación de crisis económica actual. PATRI FIGUEIRAS </p>

La actual crisis económica está haciendo mella en un sector ya de por sí castigado por el bajo precio que reciben por sus productos y con una falta de relevo generacional endémica. Con una inflación imponente, y en un momento en el que los alimentos se anotan su mayor subida en casi 23 años, los principales actores del sector primario resisten a duras penas en sus negocios percibiendo unas cantidades por sus productos que en la mayoría de los casos no llegan a cubrir los costes de producción y que empujan a agricultores, ganaderos y pescadores a tirar la toalla. Si bien es cierto que algunos profesionales del sector perciben algo más de dinero por su trabajo que hace unos meses, este no es suficiente para cubrir los cada vez más elevados costes de producción. De hecho, ya hay quienes hablan de pérdidas y de cierre de explotaciones.

Y es que a pesar del fuerte incremento en el precio de los alimentos, de los carburantes y de la luz y de que el pienso ha duplicado su valor en el mercado, los productores obtienen solo unos 60 o 70 céntimos más por cada kilo de carne de ternera o unos 14 céntimos por litro de leche. "Por que o consumo subiu un 30 ou 35% e porque non lle suben nada aos productores?", se pregunta el secretario xeral de Unións Agrarias-UPA de la comarca de O Deza, Román Santalla, que explica que "en liñas xerais, nós estamos tendo un problema porque non somos capaces de transmitir á cadena alimentaria o aumento dos costes de produción, entón aínda que os prezos subiron de forma importante coa metade dos alimentos que nós producimos non cubrimos costes". "Se antes precisabas 1.300 litros de leite para pagar a luz, agora precisas 7.000 litros", cuenta Santalla.

Por poner un ejemplo, el secretario xeral de Unións Agrarias-UPA recalca la subida del precio del pienso, indispensable para la cría de los animales, pues de entre 30 y 33 céntimos que costaba un kilo, ahora está en los 45 o 55. "Incrementouse un 40 ou 50% o kilo de pienso", cuenta el sindicalista, mientras que "a carne estase pagando ao mesmo prezo que fai 30 anos".

"Estamos preocupados porque perder agora diñeiro é un doble problema, porque déixase de producir e os alimentos fan falta", indica Santalla, que reconoce que "os nosos gandeiros e gandeiras están nunha situación económica complicada, sobre todo o sector avícola, que é o que peor está nestes momentos".

Os gandeiros están nunha situación económica complicada, sobre todo o sector avícola, que é o que peor está

Y esta situación que ahoga al sector primario "veu para quedarse", vaticina el sindicalista dezano, pues cree que, aunque termine la guerra de Ucrania, la inflación continuará ahogando a los productores. ¿Y cuáles serán las consecuencias? Que se generarán menos alimentos y muchas explotaciones agroganaderas desaparecerán. De hecho, "xa estamos nun momento de cierres, coñezo 50.000 casos. A xente non ten relevo xeracional e vai cerrando", lamenta Santalla.

El presidente de la cooperativa Mazá da Estrada (Maestra), Orlando Villamayor, afirma que hay casos "todos os días" de productores que tiran la toalla debido a la difícil situación económica que atraviesa el sector primario. "A inflación que está habendo agora é insoportable, non é cuestión de regularizar prezos. Ou sacan axudas contundentes ou senón non hai nada que facer", lamenta el estradense, pues "agora mesmo non se pode falar de beneficios neste sector, son todo perdas. Estamos nunha situación de mantemento para non pechar as explotacións".

Agora mesmo non se pode falar de beneficios, todo son perdas. Estamos nunha situación de mantemento para non pechar as explotacións.

Villamayor explica que, de momento, los productores están resistiendo ante la crisis y evitando subir los precios de sus productos. "Ao final se isto segue así teremos que subir os prezos, pero se os subimos non comercializamos, porque se unha botella de vinagre ou de sidra en vez de a tres euros ou a catro euros a poñemos a nove, o consumidor non a vai mercar".

"Supervivientes"

"Estamos aguantando a las duras y a las maduras", dice el patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Bueu, José Manuel Rosas, que explica que dentro del primario, e incluso de toda la economía en general, la pesca es el único sector que, aunque le afecta, "no participamos en la inflación. Vamos a la subasta y son los compradores quienes marcan el precio".

Somos unos supervivientes de la economía (...) Estamos abocados poco a poco a un desmantelamiento del sector pesquero

Rosas explica que "ahora mismo están los precios de los carburantes inasumibles para el sector". Sin embargo, "el pescado no está más caro, y si un producto no sube, hay pérdidas. Estamos resistiendo, somos unos supervivientes de la economía", apunta, a la vez que predice un futuro "muy complicado". "Estamos abocados poco a poco a un desmantelamiento del sector pesquero", sostiene.

"El marinero no es solo un oficio, es una cultura, y en la mayoría de los casos no sabemos hacer otra cosa. Además, parte de la flota ya tiene una edad y no te vas a aventurar ahora a plantar todo y a meterte en otros sectores. Por lo que aguantas, aguantas y aguantas, sufriendo", concluye Rosas.